You are browsing the site for Roxtec México (es).

We think you may belong in this market: United States (en). Please select your preferred market website to see relevant content and product availability.

Utilizamos cookies para optimizar el funcionamiento de nuestro sitio web y recopilar información que nos ayude a mejorar para usted.
Información sobre cookies y privacidad

  1. Atención especial
  2. Sellos para pasos de tuberías
  3. Alternativa de unión de mamparo para sellado de entrada de tuberías

¿Utiliza uniones de mamparo/juntas de acoplamiento para entradas de tuberías?

3 motivos por los que se debería plantear un cambio.

La industria está dejando de usar uniones de mamparo o juntas de acoplamiento tradicionales para apostar por otros sistemas con los que proteger las tuberías metálicas al atravesar divisiones con clasificación contra incendios o estancas al agua. A continuación, explicamos los motivos.

1. Mayor peso por entrada

Tanto las conexiones de mamparo no aprobadas, estándares y tradicionales, como las uniones de mamparo certificadas, probadas para su uso en estructuras marinas y offshore, son pesadas.

Las uniones de mamparo tradicionales aceptadas suelen consistir a menudo en una tubería de acero de 900 mm de largo unida a través de un acoplamiento a cada lado a la tubería de metal de pared delgada utilizada para el sistema de tuberías. Además del peso de la tubería, cada unión de mamparo supone un peso adicional: 

  • Tubería de acero de paredes gruesas de 900 mm de largo
  • 2 x juntas de acoplamiento (una para cada lado)

Las uniones de mamparo aprobadas son más cortas y más gruesas, pero siguen siendo pesadas. Si se extrapola el aumento de peso a miles de instalaciones, el impacto del peso es importante.

images_article_pages-2_900x526.png

Obtenga más información sobre el tiempo de instalación de las uniones de mamparo en este vídeo comparativo, o bien lea un análisis comparativo sobre sellos para tuberías metálicas.

2. Proceso de instalación lento

Debido a que las uniones de mamparo tienen dos lados, el tiempo de instalación es el doble de la gran cantidad de tiempo que ya supone una sola conexión. También puede resultar difícil acceder a ambos lados de cualquier instalación.

Deben seguirse varios pasos de instalación para cada lado en cada entrada:

  • Suelde la tubería de acero de 900 mm de longitud preparada previamente (o una unión de mamparo más corta aprobada), lo que incluye las juntas de conexión de unión.
    — Muchos astilleros fabrican juntas de conexión (uniones de mamparo) a partir de material de desecho, ya que estiman que es rentable, pero las horas de trabajo necesarias son más de las previstas.
    — Mantener en su lugar y soldar una tubería de acero grande de 900 mm de longitud normalmente supone una instalación más costosa que deben realizar dos personas. 
  • Corte la tubería. Elimine la rebaba y limpie los bordes rugosos.
  • Limpie el exterior de la tubería cortada.
  • Coloque la tuerca de unión y el anillo de corte sobre la tubería cortada.
  • Apriete las tuercas de unión para que formen el sello.
  • Vaya al otro lado de la estructura y repita el proceso. 

Si se incluye la fabricación y la repetición del corte, la limpieza, la soldadura y el movimiento de un lado de cada división al otro, el tiempo total de instalación aumenta y supone un gran coste. 

3. Impacto negativo en la integridad y aumento del número de juntas

La selección del material de la tubería es clave para el rendimiento a largo plazo del sistema de tuberías. Cortar la tubería de su elección y conectarla a una unión de mamparo pone en peligro la integridad, la calidad y el nivel de rendimiento de cada entrada. 

Si el material se cambia a una menor longitud de acero de material de desecho o a una longitud más corta de acero al carbono, todas las razones positivas por las que se seleccionó se vuelven irrelevantes. Las piezas de transición introducen puntos de tensión y suponen puntos de riesgo de corrosión dispersos por todo el sistema de tuberías.  

Cada conexión o junta es un posible punto débil en el sistema, al añadir cavidades y crestas dentro del sistema de tuberías en las que se pueden formar bacterias y producir corrosión. Las juntas constituyen puntos de riesgo de goteos y fugas, y los cuerpos extraños pueden crear obstrucciones y zonas de corrosión dentro de la tubería, lo que se traduce en más problemas de mantenimiento y costes de reparación.