This seems to be your market:

Utilizamos cookies para optimizar el funcionamiento de nuestro sitio web y recopilar información que nos ayude a mejorar para usted.
Información sobre cookies y privacidad

  1. Atención especial
  2. Sellos para pasos de tuberías
  3. Alternativa a las pastas para el sellado de entradas de tuberías

¿Sella entradas de tuberías con pastas?

3 motivos por los que se debería plantear un cambio.

La industria está dejando de usar pastas para apostar por otros sistemas con los que proteger las tuberías de metal, plástico y composite de fibra de vidrio al atravesar divisiones con clasificación contra incendios o estancas al agua. A continuación, explicamos los motivos.

1. Manguitos largos y pesados

Las soluciones de pastas requieren un manguito para contener distintos materiales, incluidas numerosas formas de material de relleno, caucho intumescente y, por supuesto, dos capas de compuesto. Por lo general, la longitud del manguito depende del diámetro de la tubería y del material que se necesita para cumplir con la clasificación contra incendios. Las soluciones suelen necesitar pasta a ambos lados de la estructura, además del material de relleno, por lo que el resultado son manguitos de entre 180 y 250 mm de largo.  

Con los manguitos largos, se reduce la capacidad de añadir una junta o un acoplamiento a una tubería a través de la entrada cerca de la estructura, o al intentar enrutar el sistema de tuberías en otra dirección. Cuanto más corto sea el manguito de entrada, se dispondrá de mayor flexibilidad a la hora de enrutar un sistema de tuberías en un espacio cerrado.  

Por otro lado, los manguitos de acero más largos añaden peso. Si se extrapola a varias entradas, se pueden obtener importantes ahorros con soluciones más ligeras. La reducción del peso es importante para obtener velocidades más altas y una mayor eficiencia de combustible, así como para reducir la huella medioambiental.

Illustration_Sealing pipes with compound - example.jpg

2. Más tiempo de instalación

Los procesos de instalación de las soluciones de pastas incluyen numerosos pasos que requieren mucho tiempo: 

  • Soldadura del manguito a ambos lados de la cubierta o del mamparo.
  • Limpieza de todas las superficies, incluido el interior del manguito y el exterior de la tubería.
  • Inserción de material de relleno donde el espacio útil de sellado debe rellenar el vacío dentro del manguito.
  • Aplicación de pasta con la profundidad correcta a ambos lados de la cubierta o del mamparo.
  • Alisado y compactación alrededor de la tubería para obtener un sello sin huecos ni grietas.
  • El tiempo de secado puede oscilar entre 24 horas y 30 días. Durante este tiempo, si se producen movimientos en la tubería, podría perjudicar a las propiedades de sellado y el rendimiento general de la solución de sellado.
  • Con algunas soluciones de pastas, es necesario que una empresa de instalación externa finalice el proceso. Esto puede causar retrasos por dificultades logísticas y de planificación.

3. Sin flexibilidad para reinstalar

Durante el periodo de servicio de una embarcación o plataforma, pueden llevarse a cabo numerosas reparaciones de tuberías. Si es necesario sustituir un sistema de tuberías de acero corroído, hay que acceder a ambos lados de la cubierta o del mamparo para cortar el compuesto y no siempre resulta fácil acceder.

Una vez que se retira la pasta, el material de relleno y la tubería corroída y después de colocar la nueva tubería, el nuevo compuesto debe proporcionar una unión limpia con los bordes del manguito o con cualquier resto de pasta. Es necesario repetir este proceso al otro lado de la estructura y luego dejar que se seque. Puesto que la mayoría de soluciones de pastas presenta una vida útil limitada, puede que no sea fácil acceder al nuevo compuesto si la embarcación todavía está en servicio.

En el secado y la formación del sello inicial con pasta se pueden tardar varios días. Si aparecen huecos y grietas durante el periodo de secado, podrían correr peligro los niveles de clasificación contra incendios, así como los de estanqueidad al agua o a gases.